El Ciclo de Vida Medioambiental

ciclo del agua

La adaptación de la norma ISO 14001 a la nueva versión del año 2015 ha supuesto que la identificación de los aspectos ambientales de la organización incorpore un análisis de su ciclo de vida.

 


Energía eléctrica: Realización de auditoría energética, control de potencias y optimización de consumos.

 

Reactivos: Aplicación de procedimientos específicos referidos a la manipulación, carga y descarga de dichos productos, contemplando los factores de riesgo preventivos y medioambientales, así como las medidas de emergencias ante posibles fugas y sus sistemas de contención.

 

Fugas en la red: Elaboración de programas y planificación de renovación de infraestructuras que minimicen las fugas en las redes de abastecimiento.

 

Consumo de combustible: Elaboración de Planes de Movilidad, control y renovación de la flota implementando la adquisición de vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

 

Residuos: Identificación, tratamiento y gestión adecuada de los residuos generados en el propio quehacer de la actividad de la organización.

 

Vertidos: Adecuado control de los vertidos incontrolados causados en la red de saneamiento, optimizando igualmente los procesos de depuración.

 

Emisiones a la atmósfera: Realización de las pertinentes mediciones e informes que acrediten unos mínimos parámetros de contaminación atmosférica, tanto en su actividad diaria como por fugas derivadas de los productos reactivos empleados.

 

Escombros, material inerte, movimientos de tierras: Adecuada trazabilidad del material inerte resultante de las calas efectuadas en reparaciones o instalaciones de conducciones. Efectiva reposición del terreno para evitar que se propicien procesos erosivos.

 

Malos olores: Adecuado funcionamiento de los procesos de desodorización de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales.

 

Afectación paisajística: Comprobación del impacto ambiental que conlleve la realización de determinada infraestructura según la pertinente calificación administrativa. Reparación de los daños causados en el terreno por fugas importantes de la red.

 

Especies protegidas: Preservación de especies faunísticas y botánicas de alto interés ecológico en aquellas actuaciones que deban emprenderse conforme al propio cometido de la organización.